En numerosas ocasiones es muy útil etiquetar a tus candidatos en base a unos criterios. Para ello te recomendamos la utilización de las etiquetas personalizadas.

Siempre puedes crear una etiqueta "al vuelo" a la hora de editar un candidato, pero te aconsejamos que las etiquetas más utilizadas las definas globalmente para que tanto tú como el equipo las tengáis predefinidas cada vez que vais a insertar en un candidato o en las búsquedas.

Para definir una etiqueta globalmente, tienes que ir a Mis Ajustes.

Una vez dentro, en el menú izquierdo seleccionamos la opción "Etiquetas y fuentes", enmarcada dentro de los ajustes del flujo de trabajo.

Aparecerá en la parte derecha de la pantalla, las distintas opciones, en este caso pulsamos sobre candidatos y a continuación en el botón "+Nueva etiqueta". Se abrirá una ventana modal en la cual podremos introducir al nombre de la etiqueta deseada y guardar.

En el caso de que una etiqueta ya no sea necesaria, puedes eliminarla desde este mismo menú.

Fuentes de reclutamiento

Para las fuentes de reclutamiento el funcionamiento es idéntico, tan sólo tendrás que irte a la pestaña fuentes para gestionar las que tienes definidas a nivel global.

Recuerda que puedes establecer la fuente por la que vino el candidato en la ventana de edición del mismo.

¿Encontró su respuesta?